social issue

Los campesinos del litoral

El arte del marisqueo en Galicia surgió como alternativa a una economía agrícola pobre y poco rentable. El marisco se convertiría en el sustento de los campesinos más desfavorecidos que, por necesidad, se hicieron marineros y con ellos el oficio: el de mariscador.

ADRIÁN IRAGO
  • Instagram
  • Twitter

Los agricultores trasladaron las técnicas y las herramientas de arar la tierra a las rocas y playas que conforman la costa gallega en un ejercicio de supervivencia. Con el paso del tiempo y la consecución de una sociedad con las necesidades alimenticias cubiertas lo que antes era “comida para pobres” hoy lo es para los ricos.

El sector marino repercute en la economía gallega con casi un 10% del PIB  conviertiéndo a esta región en una de las más punteras en pesca artesanal y marisqueo de toda Europa. Pero es época de vacas flacas. El aumento del furtivismo y la falta de ayudas por parte de la administración hacen que el oficio se ahogue cada vez más. Las cotas de pesca, por motivos ecológicos y de reproducción del crustáceo, se reducen a 4 kilos y, aunque en el restaurante el precio se dispara, en lonja apenas alcanzan los 25 euros por kilo. La lucha contra el furtivo es una tarea pendiente que las cofradías tratan de poner freno. Aumentan las sanciones y los controles por mar pero cada vez son más lo que se arriesgan a trabajar sin licencia para poder llegar a fin de mes.

Las mujeres también se atreven a calzarse el “truel” (red que se atan a la cintura) y lanzarse al mar en busca del preciado crustáceo, si bien, trabajan en zonas más resguardadas y ayudan a limpiar el percebe antes de venderlo en lonja. Es un oficio exigente y peligroso.

“Los campesinos del litoral” es un viaje al origen de este arte marinero desde la perspectiva del percebeiro, aquel que recoge percebe, un crustáceo raro que se reproduce en las rocas más alejadas de la playa y donde el mar golpea con más fuerza. 

  • Instagram
  • Twitter

© 2020  Fotografías por Adrián Irago. Todos los derechos reservados.